El Senado argentino rechazó la legalización del aborto con 38 votos en contra, 31 a favor y 2 abstenciones.

Los impulsores de la iniciativa para legalizar el aborto tendrán que esperar un año para que puedan volver a presentarla.

Miguel Ángel Pichetto, senador del Partido Justicialista, aseguró que la decisión no es definitiva y que más temprano que tarde las mujeres van a ganar el derechoa decidir sobre su cuerpo.

“El futuro no le pertenece al no. Más temprano que tarde las mujeres van a tener la respuesta normativa que necesitan. Más temprano que tarde el sí va a ganar este debate”.

Daniel Lipovetzky, diputado de Cambiemos, afirmó que la ley argentina permite que cuan hay discrepancias entre diputados y senadores las iniciativas se resuelvan en una consulta popular.

“Cuando hay una cámara que opina de una manera y otra que piensa de otra manera, en caso de que sea rechazado, demuestra que la representación del pueblo está dividida”.

“Eso amerita, tal vez, un sistema de decisión de democracia directa que prevé la Constitución a través de la consulta vinculante. Es posible que propongamos esto”.

La senadora Cristina Kirchner lamentó el rechazo de la iniciativa para legalizar el aborto y aseguró que lo más grave es que no se proponga nada para ayudar a lasmujeres.

“Se puede estar de acuerdo o no, pero lo más grave de esta noche es que estamos rechazando un proyecto sin proponer nada alternativo y la situación va a seguir siendo la misma”.

Organizaciones no gubernamentales indican que las cifras de los abortos clandestinos que se practican en Argentina llegan a 50 mil al año.

En Argentina el aborto sólo está permitido cuando la vida de la mujer corre peligro o cuando el embarazo es producto de una violación.

Crédito de la foto Clarín