La legitimidad del gobierno entrante en Puebla y de las instituciones quedarán muy dañadas si no se esclarecen los hechos de violencia del día de las elecciones, señalaron académicos, miembros de organizaciones no gubernamentales y empresarios, en un desplegado en el que además demandan que el conflicto se resuelva con apego estricto a la ley y no  mediante un acuerdo cupular entre grupos.

En el documento “La violencia electoral en Puebla apunta a elección de estado” se señala que “La creciente evidencia de compra de votos, la disonancia de las cifras (casi 65 mil votos de diferencia entre la elección federal y la estatal) pérdida de miles de votos por la violencia (…) Son, en conjunto, indicativos suficientes para pensar que la voluntad ciudadana fue falseada y se trata de una elección de estado”.

Los firmantes del documento aclaran que no abogan por ningún candidato y exigen que “se limpie la elección, se sancione a los delincuentes electorales, y si existieran los elementos jurídicos  suficientes, se invalide la elección de gobernador”.

Entre los firmantes figuran Sergio Aguayo, Alberto Aziz Nacif, María Amparo Casar, María Elena Morera, Eli Bartra, Daniel Jiménez Cacho, Enrique Cárdenas, Fernando Fernández, Julio Glockner, Armando Pliego Ishikawa,  Jorge Espina Reyes, José Manuel Rodoreda, Rosalba Loreto y Francisco Vélez Pliego, entre otros.

[relativa1]

[relativa2]