Aunque el Partido Revolucionario Institucional (PRI) perdió en Puebla la gubernatura, las senadurías, las diputaciones federales y 25 de los 26 escaños locales, el instituto sigue vivo a decir de su candidato a gobernador Enrique Doger Guerrero.

Al reconocer la derrota y quedar en tercer lugar de la contienda, consideró que el tricolor registra cifras históricas en la entidad y a nivel nacional, aunque advirtió que sigue de pie con datos preliminares en más de 80 alcaldías en las que tendrá presencia.

"El partido no está desaparecido ni va a desaparecer, tenemos según nuestros datos, en nuestras actas, el triunfo en varios municipios importantes, en más de 80 en todo el estado", dijo en rueda de prensa.

Entre los municipios en los que llevan ventaja destacó a Tetela de Ocampo, Chiautla, Chietla, Tehuitzingo, Zacatlán, Xicotepec y Cuetzalan, que agregó, lograron recuperar después de nueve años.

En los siguientes días, agregó, el papel de la dirigencia estatal del tricolor será respaldar a los candidatos con posibilidades de ganar las alcaldías para defender los votos ante la autoridad electoral.

Sobre la derrota en la gubernatura se reconoció abiertamente como “no competente” y como el responsable de los resultados que, hasta la tarde de este lunes y con casi todas las actas computadas, le dan un 18.5 por ciento de preferencia.

"En una campaña a gobernador es el candidato es el responsable de los resultados, asumo plenamente la responsabilidad en este proceso, dimos lo mejor que pudimos, hicimos una campaña de propuestas donde planteamos las soluciones a los problemas de los poblanos.

"Finalmente los poblanos optaron por otra decisión y reubicaron al partido en una posición que no es ni la que queríamos ni la más favorable", comentó.

[relativa1]

Dentro del PRI, reconoció Doger Guerrero, sabían que el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador (AMLO) iba a ganar pero estimaban algo cercano al 40 por ciento y los resultados fueron mayores a 50.

En un recuento histórico recordó que el último presidente que fue elegido con cifras similares fue Miguel de la Madrid Hurtado en 1982 y manifestó su deseo por que a AMLO le vaya bien, para que le vaya bien a México.

Asimismo agregó que esta ola dejó al tricolor con malos resultados en general en el caso de las gubernaturas fueron nueve los perdedores incluyéndolo a él, por lo que ya vendrán los análisis para concluir si el problema fue o no la elección del candidato.

Tras la jornada de ayer el candidato priísta a la gubernatura también hizo referencia a la violencia que se vivió en Puebla y que en el caso de su partido dejó a dos militantes muertos por una balacera en Chiganahuapan.

Al respecto el priísta pidió que ahora que se terminó la campaña se dejen de lado la discordia y los enfrentamientos para propiciar la estabilidad en la entidad.

[relativa2]