España se ha ido del mundial. La Rusia logró contener a la “furia roja” durante 120 minutos y en penaltis los eliminó ante la locura de las tribunas.

Sergey Ignashevich marcó en su propia portería al minuto 12, cuando luchaba por el balón con Sergio Ramos. España estaba 1-0 adelante en el marcador.

Pero una mano de Gerard Piqué en el área derivó en un penalti, que Artem Dzyuba cobró con efectividad al 41, con lo que se decretó el empate en el partido.

Los cambios no le funcionaron a Fernando Hierro y el entrenador de España no logró conseguir que su equipo se llevara el triunfo.

Llegaron los penales y la tragedia española: los ibéricos iniciaron los disparos acertando en dos ocasiones seguidas, pero Koke falló el tercer disparo.

Los rusos acertaron sus cuatros penaltis y el destino de los españoles quedó en los pies de Iago Aspas, pero su disparó fue atajado por Igor Akinfeev.

España está fuera del mundial y el anfitrión sigue soñando con la copa.

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]