Los divertículos son pequeñas bolsas que se abultan en el colon o en el intestino grueso, pero que si llegan a inflamar pueden causar fuertes dolores a las personas que las tienen.

La diverticulosis es más común que vayan surgiendo con el paso del tiempo, ya que cerca de la mitad de las personas de más de 60 años tienen divertículos pero no todos los saben.

Según se ha dicho, los médicos creen que la principal causa de padecer este mal es una dieta con bajo contenido de fibra.

Se trata de un mal silencioso, ya que la mayoría de las personas con divertículos no tiene síntomas y muchos no saben que los tienen.

Este mal algunas a veces, provoca cólicos leves, hinchazón abdominal o estreñimiento. Muchas veces se descubre cuando el médico le ordena hacerse exámenes buscando otra condición.

Cuando una persona se realiza una colonoscopía para saber si tiene cáncer se pueden detectar los divertículos.

Una dieta rica en fibras y un analgésico ligero suelen aliviar los síntomas, pero el mal estará ahí, ya según especialistas los divertículos no se irán.

Si las bolsas se inflaman o se infectan, la condición se denomina diverticulitis. El síntoma más común es el dolor abdominal, generalmente en el lado izquierdo.

Los pacientes pueden tener fiebre, náusea, vómitos, escalofríos, cólicos y estreñimiento. En los casos más graves, la diverticulitis puede causar sangrado, desgarres u obstrucciones, que podrían causar la muerte del paciente.

El tratamiento puede incluir antibióticos, analgésicos y una dieta líquida. Los casos más serios pueden requerir hospitalización o cirugía.

Con información de medlineplus.gov

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]