Islandia llegó este martes con la esperanza de poder calificar a los octavos de final de Rusia 2018, ya que dependía de lo que hicieran ante Croacia: debían ganar y superar la diferencia de goles de Argentina.

El panorama no lucía sencillo, pero ellos tuvieron en sus manos la clasificación, sin embargo no lograron doblegar a los croatas.

Tras un primer tiempo que terminó 0-0, apareció Milan Badelj con un potente disparo en el área al minuto 53 para fusilar a Hannes Halldórsson y poner a Croacia adelante 1-0.

Los sueños se reavivaron con el empate parcial de Argentina y al minuto 76, Gylfi Sigurdsson anotó de penalti el empate momentáneo.

Pero la suerte de Islandia la definió Ivan Perisic, quien al minuto 90 le dio la victoria de Croacia, matando las aspiraciones de sus rivales.

Ahora Croacia se verá las caras con Dinamarca en octavos de final.

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]