Un renovado Lionel Messi se cargó al equipo argentino y la albiceleste doblegó a Nigeria 2-1 con lo que calificó a octavos de final, donde se encontrará con Francia.

Los resultados se conjugaron, ya que el único que podría agriarles la fiesta a los sudamericanos era Islandia, pero Croacia los derrotó 2-1.

Fue Messi quien abrió el camino a la victoria de Argentina, con un soberbio gol. Recibió el esférico fuera del área, lo dominó, avanzó y fusiló al portero nigeriano.

Un gol que hizo vibrar a Maradona en las tribunas y que daba esperanzas a los argentinos.

La alegría se vio interrumpida con el gol de Victor Moses de penal al minuto 51. Una falta en el área fue sancionada y los nigerianos no fallaron.

Posteriormente en una polémica jugada los nigerianos pedían otro penalti por una mano en el área, pero el árbitro decretó, con ayuda del VAR, que no fue intencional.

Cuando se acababa el tiempo y Argentina se estaba quedando fuera del mundial apareció Marcos Rojo, quien recibió el esférico en el área y lo impactó para vencer al portero nigeriano.

El 2-1 anhelado, el del pase, el de la victoria. A Argentina se le dieron las cosas como quería y ahora esperan a Francia en octavos de final.

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]