La selección de Japón arrancó con una gran sorpresa su participación en el mundial de Rusia 2018, al derrotar 2-1 al combinado de Colombia.

Colombia, que en el mundial de Brasil 2014 llegó hasta cuartos de final, sufrió al minuto 3 la expulsión de Carlos Sánchez y se marcó penalti en su contra.

Así, desde el minuto 6 los sudamericanos perdían el encuentro y pese a lograr el empate, los japoneses aprovecharon la superioridad numérica para ganar el partido.

La jugada clave del partido llegó por la pérdida de balón del ataque colombiano, Japón se lanzó contraataque llevó la pelota a los pies del punta, Yuya Osako. Le faltó decisión al ariete del Colonia, que remató mal y desvió el portero David Ospina.

Pero la pelota le llegó a Shinji Kagawa. Disparó a gol pero en el camino se interpuso el brazo de Carlos Sánchez.

El árbitro, el esloveno Damir Skovina lo vio. Señaló penal y expulsó al mediocampista. El tiro fue cobrado por Kawaga y no falló.

En un tiro libre llegó el empate: La barrera se colocó mal y saltó por anticipado. Juan Quintero estuvo vivo. Lanzó raso, pegado al palo. Y el portero oriental Elij Kawashima se tragó el balón.

En el primer balón que tocaba Honda (jugador del Pachuca) tras entrar de cambio, puso el centro en la cabeza de Osako para llevarlo a la red y adelantar a Japón.

Foto Twitter

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]