Suecia inicio su aventura en el mundial de Rusia 2018 con una victoria sobre Corea del Sur por 1-0 y ahora es líder de grupo junto a México, con la misma diferencia de goles.

El VAR fue decisivo para el triunfo de los europeos. El equipo de Janne Andersson se impuso a los asiáticos por un penalti señalado gracias al videoarbitraje. El penalti fue ejecutado por Andreas Granqvist al minuto 65.

Entre las paradas de Cho, en teoría el tercer portero de la plantilla, y la velocidad en el cruce de Kim Young-Gwon, Corea sobrevivió durante algo más de una hora, hasta que el VAR le dio a Suecia la posibilidad de abrir el marcador.

Una falta sobre Viktor Claesson no fue sancionada por el árbitro hasta dos minutos después, cuando advertido por el VAR acudió a ver la repetición de la jugada.

Granqvist no falló desde el punto de penalti y ofreció a su selección la primera victoria en una primera jornada mundialista desde 1958.

La respuesta de los coreanos en busca del empate fue con más voluntad que puntería.

Foto Twitter

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]