Dos de los equipos que son favoritos para llevarse el mundial de Rusia 2018, España y Portugal  se vieron las caras y el resultado final fue un empate a tres goles.

Por un lado Cristiano Ronaldo hizo un triplete, con penalti incluido; además de que en otro de los goles al portero español De Gea se le escurrió el balón.

El partido inició de forma vibrante y polémica, con un dudoso penalti de Nacho sobre CR7 (ambos jugadores del Real Madrid). El jugador portugués cobró y abrió el marcador.

Un balón largo a Diego Costa desembocó en el empate fabricado por él mismo, posiblemente iniciado con falta a Pepe y consumado con un disparo raso y cruzado fantástico.

Pero antes del medio tiempo De Gea no controló un potente disparo del ariete portugués y los lusos volvieron a estar adelante en el marcador.

Para el segundo tiempo un centro al segundo palo de Silva, el pase de cabeza de Busquets y el remate mortal, a boca de gol, de Diego Costa, marcó el empate a dos goles.

Un balón rechazado al borde del área cayó a pies de Nacho, quien le dio la vuelta al encuentro con un obús cruzado que fue al palo y entró para desespero luso y euforia española.

Dos minutos antes del final, una falta a Cristiano Ronaldo cerca del área y lanzamiento de Cristiano Ronaldo por encima de la barrera marcó el resultado final: 3-3.

Foto Twitter

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]