La Concacaf desea crecer aún más en el balompié y tras una serie de propuestas en la mesa, se determinó que habrá 16 selecciones en la competencia para la Copa Oro, haciendo 4 grupos de 4 selecciones, mismas que tendrán que pelear a muerte para estar en los dos primeros lugares y poder continuar en la competencia, eliminando el pase al tercer lugar como se tenía antes.

Algunos motivos por los cuales se cambiaron las estrategias, fueron con el objetivo de crear más competencia y que la afición se acerque más a su selección, haciendo de la Copa Oro una competición más seria.

"La expansión de la Copa Oro y el lanzamiento de la Liga de Naciones Concacaf son pasos clave para cumplir la visión de una Concacaf, para lograr que el futbol más competitivo de la región sea más accesible para más equipos, jugadores y aficionados de nuestra Confederación", declaró el presidente de la Confederación, Víctor Montagliani.

Además de este cambio, se anunció que para la edición 25 de la Copa Oro y justamente en el año 2019, no sólo se jugará en Estados Unidos, sino también en otros países de Centroamérica y el Caribe, para que la afición pueda identificarse más con su selección.