Errores humanos han puesto en problemas a Soriana, ya que este viernes cuando iniciaba el Buen Fin se ofertaban televisiones de 58 pulgadas en 10.99 pesos.

En una sucursal de la ciudad de Chihuahua fue donde se generó un gran conflicto por el error a la hora de colocar los precios, los cuales la empresa no quiso respetar.

Fueron alrededor de 30 personas las que se aprovecharon de los etiquetados erróneos en la sucursal, ubicada en la Avenida Tecnológico y Vallarta, en la capital chihuahuense, por lo que autoridades de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) arribaron al establecimiento a conciliar la situación.

El periódico local El Diario, informó que en punto de las 10:00 horas (tiempo local) los clientes del establecimiento comenzaron a notar que los precios de los aparatos estaban etiquetados en 10.990 pesos (y no en 10 mil 990 pesos) o en 2.340 (y no en 2 mil 340).

Según los clientes los encargados de la tienda comenzaron a retirar los precios equivocados, lo que llamó la atención de más compradores.

La delegada de Profeco en la entidad, Yuvia Velazquez, informó que las compras de electrodomésticos quedarían cancelados ante la falta de acuerdo con Soriana y se podría aplicar una multa de hasta 4 millones de pesos en contra de la cadena de autoservicio.

Tras el retiro de los precios, los clientes llamaron a la Profeco, la cual ante el nulo acuerdo de respetar los precios decidió cancelar la venta y realizar una denuncia, invitando también a los afectados a que entreguen una queja por escrito.

[relativa1]

[relativa2]