Las quillas de las 7 embarcaciones, que toman parte en la Volvo Ocean Race, la carrera de barcos veleros que en un término de casi 9 meses recorrerá los océanos del mundo, han tomado ahora rumbo a los mares del sur. De Lisboa en Portugal, a Ciudad del Cabo en la punta sur del continente africano la travesía les tomará unas 3 semanas, exactamente 20 días a la salida el domingo pasado por la mañana.

Al arranque han enfilado rumbo suroeste y a una velocidad inicial de 25 nudos (aproximadamente 50 km/h. ) velocidad impulsada por el viento. De inolvidable y épico ha sido considerado este arranque de la segunda LEG o etapa. Serán en total 7 000 millas a recorrer hasta Ciudad del Cabo.

Esta carrera a vela ha iniciado en su séptima versión con un historial de inicio en 1973 y en esta versión con un especial énfasis en que su difusión logre crear una gran conciencia de la severa contaminación de los mares por el hombre y el desafío por limpiarlos y cuidarlos. De esta carrera han existido diversas versiones y variantes en su realización. Tema que ya abordaremos en las próximas semanas.

Lisboa, en el puerto de Lisboa con los velámenes en reposo las embarcaciones en espera de salida de la segunda etapa, mientras se checan los mástiles

Con la velas henchidos y desafiantes las naves desafían a los mares

¡Estamos en una carrera náutica…Pero, también luchamos por limpiar los mares!

Un viento amenazador, mal tiempo y a luchar contra todo para avanzar

¿Alguien olvido los impermeables y la ropa térmica? Sin ellos no se puede entablar la lucha contra el mar

A veces pareciera más que una batalla contra el mar y el viento, una batalla por mantener el barco en equilibrio