Los cuerpos de Julián y Ximena, de 11 y 6 años de edad respectivamente, fueron rescatados de los escombros del edificio en donde vivían, el cual colapso a consecuencia del sismo que sacudió la Ciudad de México y otros estados el pasado 19 de septiembre.

El noticiero Univisión habló con la madre de los niños, quien recuerda que el día del terremoto sus hijos le pidieron no ir a la escuela, petición a la que ella accedió. La escuela a la que ellos asistían, según se informó, no resultó afectada.

Julián cuidaba tanto a su hermanita Ximena tanto que el día del sismo murió abrazado a ella como protegiéndola de la muerte”, son las palabras del reportero de Univisión en su reportaje.

La mamá de los menores es madre soltera y se encontraba trabajando en el momento en que el sismo los sorprendió. La señora contó al medio de comunicación los gritos que una vecina que escuchó entre los escombros: “¡Mamá, mamá, aquí estoy. Sáquennos!”.

El edificio donde estaba el departamento donde vivían Nayeli y sus hijos se vino abajo con el sismo.

Los cuerpos de los menores fueron rescatados al día siguiente, pero a la madre le informaron que estaban vivos y ella comunicó la noticia a sus conocidos por “Whats”; después le dijeron la dolorosa verdad.

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]