La Fiscalía General del Estado (FGE) de Puebla solicitó ante el juez de control una diligencia para obtener muestras de sangre del chofer de CabifyRicardo Alexis, luego de que este jueves se realizó un cateo en el que, trascendió, habrían hallado ropa y otras pertenencias de la joven desaparecida Mara Fernanda Castilla Miranda.

Fuentes consultadas por e-consulta señalaron que a las 10 horas de este viernes peritos de la FGE consiguieron autorización para realizar una diligencia en la que extraerán sangre al detenido Ricardo Alexis, antes de la audiencia de formulación de imputación que este día tendrá verificativo en la Casa de Justicia de Puebla.

De forma extraoficial trascendió que la diligencia tiene como finalidad cotejar el ADN de Ricardo Alexis con vestigios, ropa y otros objetos pertenecientes a Mara Fernanda Castilla Miranda, desaparecida desde la madrugada del pasado viernes 8 de septiembre.

Dichos objetos habrían sido hallados en un cateo realizado este jueves en una propiedad del estado de Tlaxcala, entidad de la que el detenido es originario y donde fue detenido el lunes por la tarde, acusado del delito de privación ilegal de la libertad.

Según medios locales, el cateo  se realizó en el fraccionamiento Malintzi, ubicado en la comunidad de Santa Úrsula Zimatepec, perteneciente al municipio de Yauhquemehcan, Tlaxcala.

En dicho inmueble de dos pisos, autoridades de Tlaxcala permanecieron por poco más de tres horas y, según se sabe, se obtuvo la orden del juez para catearlo ya que en algún momento la geolocalización del teléfono de Mara Fernanda indicó encontrarse en ese sitio.

Aunque no se ha confirmado aún el paradero de la estudiante de la UPAEP desaparecida, se sabe que la FGE ya tendría indicios suficientes para saber qué ocurrió con ella, no obstante deberán de ser corroboradas por los peritos y agentes de investigación de la FGE antes de ser comunicadas a los familiares de la víctima.

Desde su desaparición, los familiares de Mara han recibido llamadas en las que les dicen que la joven está bien e incluso han fijado días y horas en las que presuntamente la entregarán, sin embargo todas han resultado falsas hasta ahora.

El fiscal General del Estado, Víctor Carrancá Bourget ya ha confirmado que el temor de sus padres de que haya sido vendida a una red de trata de blancas, es una línea de investigación incluida en las pesquisas que durante los últimos días han llevado a cabo en colaboración con autoridades de Veracruz y Tlaxcala.

[relativa1]

[relativa2]