Una mujer en Italia ha llamado la atención de las redes sociales, esto por su ingeniosa forma en inculcar la lectura en sus hijos: les cambia la clave del WiFi y para que los menores la sepan deben leer un libro.

En caso de que ellos no obedezcan, la consecuencia es obvia: no se podrán conectar a internet, algo que para los jóvenes se ha vuelto indispensable.

La mujer cambia la contraseña del WiFi cada semana, por lo que si sus hijos quieren tener acceso a Internet en casa, tienen que leer el libro en concreto y además estar atento al mismo.

Chicos, la contraseña del WiFi de esta semana es el color del vestido de Anna Karenina en el libro. ¡Dije el libro, no la película! ¡Buena suerte! Mamá. PD: Empecé a leer El Conde de Montecristo”, es el contenido de un mensaje que dejo la mujer a sus hijos.

La foto del mensaje fue compartido en redes sociales y ya se viralizó. Muchos le critican la forma en que hace que sus hijos lean, pero otros alaban su ingenio. Algunos más piensan que las respuestas las pueden buscar de una manera sencilla en Internet, pero hay que recordar que los menores no tienen acceso a la red.

Foto Entrémosnos

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]