Sabi Ramos siguió a su esposo, el futbolista peruano Diego Mora, y lo descubrió saliendo de un hotel con otra mujer, quien sería su amante.

La mujer notó que Diego cambió su actitud con ella y con su hija, pero además tras regresar del entrenamiento se bañaba y volvía a salir, volviendo a altas horas de la noche.

El jugador del Colón Santa Fe de Argentina fue sorprendido y los hechos quedaron grabados. El video fue compartido en redes sociales.

Lamentablemente, ella afirma que hizo públicos los videos debido a las amenazas de muerte que ha recibido por teléfono de un hombre, quien busca intimidarla y dice que le hará daño a su hija.

El futbolista le reveló a Sabi que su amante es la hija de un directivo del Deportivo Municipal y que de difundir el video y las grabaciones de amenaza, el poderoso padre de “su querida” podría hacerles daño a ella o a su hija.

Foto Record

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]