Gabriela Sierra, comisionada presidenta del Instituto de Transparencia Acceso a la Información Pública y Datos Personales (ITAIP) reconoció que existe una crisis de confianza en el gobierno y las autoridades políticas y calificó como grave que diez organizaciones de la sociedad civil rompieran con el Secretariado Técnico Tripartita (STT), con el que opera en México la Alianza para el Gobierno Abierto (AGA), luego de confirmar la existencia de espionaje gubernamental hacia defensores y activistas sociales.

“Yo misma, como presidenta del ITAP y como ciudadana, me parece que cada vez se cree menos en el gobierno porque no cumple con lo que promete. Pero este gobierno nuevo en Puebla le apuesta a la transparencia y al gobierno abierto”, dijo en entrevista luego de la sesión pública del ITAIP.

Sin embargo, el tema de gobierno abierto en Puebla aún permanece en la agenda del ITAIP. La convocatoria para integrar organizaciones civiles a la  Coordinación Estatal de Transparencia y Gobierno Abierto que preside la exdiputada Josefina Buxadé --- y cuyo arribo fue ampliamente criticado por colectivos defensores del derecho a la información---aun es un pendiente y no existe fecha para llevarse a cabo.

Sierra también confirmó que pese a existir una firma de acuerdo para su creación hace dos años, hasta el pasado 24 de marzo de 2017, la Coordinación Estatal de Transparencia y Gobierno Abierto fue anexada al padrón de sujetos obligados del ITAIP, bajo la figura de organismo público descentralizado, formalizando sus funciones.

Cuestionada por la adhesión de la sociedad civil al organismo luego que se confirmara que la administración del gobernador poblano Rafael Moreno Valle usara software de la empresa italiana Hacking Team para espiar a opositores, activistas, periodistas e incluso académicos, Sierra insistió que el ITAIP trabaja en la confianza de ciudadanos.

“Nosotros hacemos todo lo que la ley establece. El ITAIP Puebla fue uno de los estados que votó en contra de los resolutivos del Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI), para que los incumplimientos de las obligaciones de transparencia fueran vinculantes así como las prórrogas establecidas. Hacemos todo lo posible para que la ciudadanía así como los organismos no gubernamentales ONG,  crean en el Instituto de Transparencia”.