La lucha principal de WrestleMania 33 fue emotiva, ya que The Undertaker se retiró del ring tras perder la contienda ante Roman Reigns.

El gladiador de 52 años deja un gran legado entre los aficionados de la lucha libre mundial, pero además un hueco que será imposible de llenar en la WWE.

Tras concluir la pelea, The Undertaker se quitó la indumentaria clásica que vestía en sus combates: su saco, sus guantes y su sombrero, para después abandonar lentamente el ring e irse a los vestidores ante la ovación que le daba el público al gran ídolo de ultratumba.

“El Enterrador” puso fin a 33 años de trayectoria (27 con la figura del Undertaker), en donde se convirtió el ídolo de muchas generaciones. Mientras el ser de ultratumba hacía público su retiró, Roman Reigns lloraba abajo del cuadrilátero.

El veterano luchador dominó la primera parte del encuentro y estuvo cerca de la victoria con una tumba rompecuellos, pero Reings resistió el embate.

Como todo un gladiador y un profesional, The Undertaker pasó sus últimos minutos  como un auténtico guerrero, pues resistió una serie de sillazos y 3 lanzas antes de caer derrotado.

El record histórico del Enterrador se cierra con 23 triunfos y dos derrotas en WrestleMania, dejando una marca 22 luchas invito sobre los cuadriláteros.

Fotos Twitter

[relativa1]

[relativa2]