Miembros de la Unión Nacional de Padres de Familia en Puebla (UNPF) cuestionaron el nuevo Modelo Educativo, al decir que “no es correcto” que se vean los resultados en diez años, que no establezca cómo lidiar con los problemas socioemocionales de los alumnos y que trate de eliminar la memorización de los contenidos.

En rueda de prensa, Leobardo Espejel Rentería, presidente en Puebla de la UNPF, comentó que si bien, este proyecto “puede ser bueno”, no está enfocado a la realidad que vive la educación del país, pues dijo que se debió priorizar la evaluación por periodo escolar para ver los resultados de su implementación y no para diez años después.

Cuestionó que este modelo trate de eliminar la memorización de contenidos, al decir que la teoría cognitiva –que viene en dicho modelo- se basa precisamente en la memorización.

Además, dijo, que en el caso de tratar los problemas socioemocionales de los alumnos, el Modelo Educativo no establece cómo trabajar en este rubro.

“Este proyecto educativo, en los términos que están marcando, no lo consideramos correcto. Cuando nos dicen que se van a ver los resultados en diez años, creo que no están en una realidad, se puede evaluar periodo escolar sobre periodo escolar”, indicó.

Espejel Rentería cuestionó también que el secretario de Educación Pública federal, Aurelio Nuño, no haya aclarado si el actual gobierno implementará este modelo o será alguien más, y consideró que este proyecto  podría no ponerse en marcha durante algunos años y se retrase su implementación.

Aurelio Nuño presentó el nuevo Modelo Educativo en México que pretende que los alumnos terminen su educación básica y media superior, bilingües, así como combatir los problemas socioemocionales de los estudiantes para que tengan mayor rendimiento escolar.

Modelo Educativo es electoral

Espejel Rentería dijo que el Modelo Educativo es un asunto político”, pues, manifestó que el gobierno de Enrique Peña Nieto dejó casi al final de su sexenio la presentación de este proyecto y señaló que los temas educativos deben separarse de lo electoral.

“Los temas educativos deben separarse de los temas electorales. Y parece que el gobierno lo hace a propósito al presentarlo antes de que finalice el sexenio. Este es un asunto político, es como un canto de las sirenas pero ahí nada más”, puntualizó.