El edil de Atzitzintla, José Isaías Velázquez, y cinco policías de ese municipio fueron puestos a disposición del juez de control y trasladados al Centro de Reinserción Social (Cereso) de Tepexi de Rodríguez, por las ejecuciones de tres agentes ministeriales de la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI).

La Fiscalía General del Estado (FGE) informó lo anterior a través de su cuenta Twitter, aunque no dio más detalles ni especificó cuáles son los delitos que se les imputaron a estas seis personas.

No obstante, fuentes extraoficiales indicaron que están señalados de desaparición forzada.

La dependencia tampoco ha revelado cuál es la situación jurídica del resto de los detenidos; sin embargo, ayer la dirigente estatal del PRD, Socorro Quezada Tiempo, afirmó que -por lo menos- los empleados del ayuntamiento de Atzitzintla que fueron asegurados en el operativo, ya se encuentran en libertad.

La representante del partido también denunció que posiblemente el alcalde y los policías sean "chivos expiatorios", toda vez que sin tener pruebas, y de manera hermética, la FGE los puso a disposición del juez, además de que desde su detención los mantuvo incomunicados.

El pasado viernes, el secretario de Gobernación, Diódoro Carrasco Altamirano, y el fiscal general del estado, Víctor Carrancá Bourget, dieron a conocer que 87 personas fueron detenidas por las ejecuciones de los tres agentes de la FISDAI, en un fuerte operativo que se implementó en La Encrucijada, Atzitzintla y San José Cuyachapa.

Entre los detenidos, precisaron, hubo policías de Atzitzintla, el edil y regidores de ese municipio, quienes presuntamente fueron los que avisaron a los delincuentes sobre la presencia de la FISDAI en Atzitzintla, los cuales emboscaron a los ministeriales, los levantaron y, después de torturarlos, los ejecutaron y abandonaron los cuerpos en Maltrata, Veracruz.

Los autores materiales del triple homicidio, miembros de la banda de secuestradores denominada “Los Buchanans”, relacionados con Los Zetas, también fueron capturados en el operativo.

En rueda de prensa, detallaron que también  fueron aseguradas 16 armas largas, 5 armas cortas, 3 granadas de fragmentación, uniformes tácticos, 4 mil 600 cartuchos útiles de armas largas, 30 vehículos utilizados para actividades ilícitas –como el robo de combustible- y 6 tomas clandestinas.