La empresa Starbucks anunció que en los próximos 5 años contratará a 10 mil refugiados en sus comercios establecidos en todo el mundo.

Se trata de una respuesta a la decisión de Donald de Trump de prohibir la entrada a Estados Unidos de ciudadanos de 7 países que él considera que promueven el terrorismo.

Howard Schultz, presidente y director general de Starbucks envió una carta a sus empleados en la que les comunicó su decisión de contratar a inmigrantes.

“Que han prestado servicios para los efectivos estadounidenses como intérpretes y personal de apoyo”, dijo.

En su texto, Howard Schultz adelantó que la empresa podría apoyar a los cultivadores de café en México y proveer con seguro médico a los trabajadores inmigrantes en Estados Unidos si Donald Trump consigue echar abajo el programa de salud de Barack Obama.

Crédito de la foto Posta.com.mx