El presidente municipal de Tochtepec, Marcos Pérez Calderón, exigió la presencia del Ejército Mexicano en la zona que gobierna ya que las amenazas a elementos de la policía municipal por parte de huachicoleros no paran.

Aunque aclaró que las intimidaciones en su contra se han frenado, la situación lo obligó a andar escoltado por temor a un atentado por parte de quienes se dedican al robo de combustible.

En entrevista, el presidente municipal miembro del Partido de la Revolución Democrática (PRD), pidió que el tema no se politice, como lo intentó la dirigente de su partido, Socorro Quezada Tiempo.

“Necesitamos presencia de la Gendarmería porque eso le genera a la ciudadanía mucha tranquilidad, muchísima tranquilidad. Si bien es cierto que es un tema que ha rebasado a los tres niveles de gobierno, los mismos huachicoleros dicen: si desde la toma no me paran, ¿tú, por qué? Es un tema que ha rebasado y que lo tiene el Consejo Nacional de Seguridad. Desafortunadamente, con Socorro no tengo ninguna plática, somos de diferentes corrientes. La diputada quiso abanderarse, ella quiso abanderar un tema que ya lo traíamos, lo traemos desde la Asociación de Autoridades Locales de México”, refirió.

El presidente municipal denunció que producto de las amenazas de huachicoleros contra elementos policiales, además de los exámenes de control de confianza, el cuerpo policiaco se redujo de 33 a 23 elementos, con un sueldo de nueve mil pesos mensuales.

Pérez Calderón insistió en que los alcaldes deben contar con un seguro de vida, facilitado por el estado, ya que en el caso de un atentado en su contra, su familia queda desprotegida.

“Que nos blindemos y que existan las garantías, que exista más presencia, gendarmería, policía estatal, y yo tengo que andar con escoltas, a mí no me da para andar con camioneta de primer nivel o escoltas”, finalizo.

[relativa1]

[relativa2]