El subsecretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Juan Carlos Lastiri Quirós, celebró este miércoles su cumpleaños número 50 en el fraccionamiento El Cristo del municipio de Atlixco, al que estuvo invitada la titular del ramo Rosario Robles Berlanga, aunque hasta las 18 horas aún no llegaba.

Al festejo que se intentó mantener en completo sigilo pese a que Lastiri es una figura pública, asistieron el arzobispo Víctor Sánchez Espinosa, la senadora Lucero Saldaña Pérezdiputados federales y locales, así como el primer círculo de priístas cercanos al también exdirigente estatal del PRI.

Sin embargo, los grandes ausentes fueron los priístas inconformes con su promoción, como Javier López ZavalaAlejandro Armenta Mier, así como la senadora Blanca Alcalá Ruiz.

Festejo en propiedad de “Los Lastiri”

En la caseta de vigilancia la referencia era la casa de “Los Lastiri”, a la que se llega hacia el fondo del fraccionamiento bordeando un par de retornos.

La recepción se celebró en un jardín contiguo a la propiedad de lujo, en el que se instalaron mesas y sillas para 150 personas, aproximadamente.

Lastiri ha expresado abiertamente su intención por ser gobernador en 2018, sin embargo sus operadores intentaron mantener el festejo sin medios de comunicación.

Prepotentes, un par de asistentes del subsecretario alejaban a cualquier persona ajena al “festejo privado”.

Alcalá, Zavala y Armenta, los grandes ausentes

En representación de la senadora Blanca Alcalá Ruiz llegó al festejo Karina Romero Alcalá, su hija y también regidora del Ayuntamiento capitalino, acompañada por su esposo Edgar Chumacero, asistente de la legisladora federal.

Destacó la ausencia de la excandidata del PRI a la gubernatura, quien a decir de López Zavala, recriminó en la más reciente reunión con el CEN, la “falta de apoyo de algunos de sus correligionarios a su campaña, quienes ahora se promocionan”.

Llegaron además el senador Ricardo Urzúa Rivera; la empresaria Coral Castillo, de Cinco Radio, el periodista Enrique Núñez; los diputados locales del PVEM, Juan Carlos Natale y Geraldine González.

El alcalde de Tepeaca, David Huerta Ruiz; los delegados de Sedesol, Diconsa, Conafor, RAN, ISSSTE y SEDATU; Nancy de la Sierra, Luis Alberto Arriaga y su esposa Leticia Torres; los diputados Silvia Tanús Osorio, Pablo Fernández del Campo y Maritza Marín; así como ediles de Xicotepec, Ciudad Serdán y Atempan.

Hasta el cierre de esta nota otro de los grandes ausentes era Jorge Estefan Chidiac, dirigente estatal del tricolor.

Casi a la entrada se sentó el delegado de la Sedatu en Puebla, Román Lazcano Fernández y en otras mesas la diputada local Maritza Marín Marcelo, la senadora Lucero Saldaña Pérez, el exfuncionario de la Lotería Nacional, Javier Casique Zárate, el expresidente de Oriental, Raúl Pérez Carrión y más al frente el arzobispo Sánchez Espinosa.

A las 18:00 horas llegó Enrique Doger Guerrero, delgado del IMSS, quien venía de otro compromiso agendado previamente.

A un costado de las mesas se colocó una pizarra forrada con las fotografías de Lastiri Quirós desde que era niño y a los invitados se les dio un marcador para escribir un mensaje de cumpleaños al funcionario federal, junto a dichas imágenes.

La llegada de Rosario Robles se retrasó, al tiempo que la vocalista de grupo musical de baladas amenizaba la comida. Hasta las 18:00 horas la titular de la Sedatu aún no llegaba pese a estar anunciada su presencia.