El transporte de mercancía ya es considerada en el estado de Puebla como una actividad de alto riesgo, ya que además de arrojar perdidas millonarias para los inversionistas, pone en riesgo la vida de los transportistas, ante el aumento de atracos en territorio poblano.

Así lo advirtió el grupo parlamentario del PRI en el Senado de la República, mismo que a través de un punto de acuerdo destaca que el transporte de carga de mercancías es una de las actividades más importantes para el desarrollo de las actividades económicas, sin la cual muchas familias no tendrían acceso oportuno a alimentos, medicamentos y otros suministros de primera necesidad.

Sin embargo, advierten, en el estado de Puebla esa actividad es considerada como insegura y de alto riesgo, debido al gran número de asaltos a los transportistas y robos de mercancía, que no sólo hace que los productos no lleguen a su destino, sino que causa pérdidas cuantiosas en detrimento de las empresas y los inversionistas.

Según datos de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga, se han incrementado alarmantemente los robos a este sector en los últimos dos años, prueba de ello, es que en 2015 el aumento representó 73.5%, tendencia que se mantuvo durante el primer semestre del año 2016, cuanto estos ilícitos aumentaron en 40%.

Luego de recalcar que esa situación genera al transporte de carga pérdidas por 663 millones de pesos, los senadores priístas destacan que “la entidad con más casos en el país es Puebla, le siguen otros estados como Tlaxcala y Oaxaca en el que se han reportado también el incremento en estos delitos”.

Para dimensionar la problemática en la que vive Puebla, dicen los legisladores, basta señalar el reporte del primer trimestre del año de la compañía “FreightWatch International” que dio a conocer que sólo de enero a marzo del presente año se presentaron más de 56 robos, lo que posicionó a la entidad poblana como el estado con más atracos al autotransporte de carga.

Añaden que los municipios de Tecamachalco y Puebla capital son los lugares con más incidentes, seguidos de San Martín Texmelucan, Amozoc, Coronango, Tehuacán, Quecholac y Acatzingo.

Para el reporte del tercer trimestre de la misma organización, llama la atención que en el tramo carretero que comprende los municipios de Amozoc – Esperanza, esté posicionado como el más peligroso en el desarrollo de estos ilícitos, ya que se incrementaron en 74%, principalmente en lo que se refiere al robo de combustible.

Precisan que los productos más robados, son los que más fácilmente se pueden vender en el mercado negro, como alimentos, bebidas, medicamentos, combustibles, ropa y materiales para la construcción.

Por ello, el punto de acuerdo que los legisladores del PRI presentarán, es para que el Senado de la República exhorte al gobierno del estado de Puebla a que, través de la Secretaría de Infraestructura y Transportes, en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública y áreas de Tránsito municipal, fortalezcan sus operativos, estrategias gubernamentales y políticas públicas que tengan como objeto, identificar, sancionar y prevenir el robo de autotransporte de carga, debido al aumento significativo de este ilícito en las carreteras de la entidad.

[relativa1]

[relativa2]