El Congreso del Estado no aprueba la cuenta pública 2013 de Eduardo Rivera Pérez, exalcalde de Puebla, debido a que el panista tiene pendiente la solventación de un pliego de observaciones, aseguró el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política,Jorge Aguilar Chedraui.

Sin embargo el exalcalde sostuvo este mismo martes que ya aclaró el único pliego que le han notificado y lamentó que apliquen criterios políticos para aprobar las cuentas públicas de los exfuncionarios.

Apenas el lunes, durante la visita de la panista Margarita Zavala a Puebla, Rivera Pérez acusó “presión política” en su contra por la falta de aprobación de su cuenta pública 2013 en el Congreso del Estado.

[relativa1]

Durante la sesión del Congreso de este martes, Aguilar Chedraui rechazó que exista una presión política para validar el ejercicio financiero de Rivera Pérez,  y lamentó que sea mediáticamente como el exedil pretenda que se apruebe su ejercicio fiscal.

“Hay un procedimiento para el ayuntamiento de Puebla que es el más grande y más importante y para el más chico y más modesto de los ayuntamientos es el mismo. Él (Eduardo Rivera) tiene un pliego de observaciones que debe solventar, no va a obtener nada, absolutamente nada litigando en los medios este tema, es un tema estrictamente administrativo”.

¿Pretende presionarlos mediáticamente?, se le cuestionó a Aguilar Chedraui.

-Así pareciera-, respondió el legislador.

El exalcalde expuso durante el evento panista: “Ya lo dije fuerte y quedito: el que nada debe nada teme. No me muevo por presiones de ningún tipo. La libertad en Acción Nacional es sagrada”.

Y este día, después de la declaración de Jorge Aguilar Chedraui, respondió que el único pliego de observaciones que le notificó la Auditoría Superior del Estado ya fue solventado y no ha recibido una nueva notificación.

El panista lamentó que se use al Congreso como un medio de presión política en contra de los funcionarios mientras no se aprueben sus cuentas públicas.

Consideró necesario aplicar en Puebla la normativa de Tlaxcala, donde una cuenta pública es aprobada si pasa un año sin que los legisladores la dictaminen ante el pleno.

De las cuatro cuentas públicas de Rivera Pérez, la Comisión Inspectora y la Auditoría Superior  del Estado (ASE) presentaron ante el pleno los dictámenes aprobatorios de los ejercicios fiscales de los años 2011 (15 de febrero al 31 de diciembre), 2012 (1 de enero al 31 de diciembre) y los últimos 45 días de su gestión (1 de enero al 14 de febrero de 2014), pero aún falta la de 2013.

[relativa2]