Guillermo Padrés, ex gobernador de Sonora, fue trasladado del Reclusorio Oriente al Reclusorio Sur.

Las autoridades difundieron una fotografía en la que se ve al ex gobernador caminando por un pasillo vestido con el color de ropa beige que utilizan los presos de forma obligatoria en el Reclusorio Oriente.

El ex gobernador enfrenta dos acusaciones, una por defraudación fiscal y por realizar operaciones con recursos de procedencia ilícita y la otra por delincuencia organizada.

Guillermo Padrés se entregó de forma voluntaria a las autoridades y aseguró que probaría su inocencia.

Su hijo, Guillermo Padres Dagnino, también fue detenido, pues tenía órdenes de aprehensión por los delitos de lavado de dinero, evasión de impuestos y delincuencia organizada.

[relativa1]

[relativa2]

Crédito de la foto http://www.eluniversal.com.mx/