Juan Antonio Hernández Higueras, el agente de la Procuraduría General de la República (PGR) que fue ejecutado en Tecamachalco, era elemento de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) y fue detenido el año pasado al encabezar presuntamente una banda de extorsionadores en Baja California Sur.

De acuerdo con el periódico El Sudcaliforniano, el 30 de enero de 2015, Hernández Higueras y cuatro hombres más fueron detenidos por el Ejército Mexicano en el centro del municipio de Puerto San Carlos, en aquella entidad, cuando presuntamente vigilaban a una víctima a la que pretendían extorsionar.

Los militares intervinieron tras recibir denuncias de comerciantes que acusaban que un grupo de extorsionadores se ostentaba como agentes y solicitaba dinero a cambio de supuesta protección.

Al momento de la detención, según la información periodística, se les aseguró un arma de fuego calibre 9 milímetros, gorras, pasamontañas y al parecer una lista de comerciantes a los que pretendían extorsionar.

Además, Hernández Higueras -que se encontraba de vacaciones- portaba playera oficial y era el que llevaba la pistola.

Los cinco fueron presentados a la PGR en Ciudad Constitución; sin embargo, Juan Antonio quedó en libertad al acreditar la portación del arma, otros tres también fueron liberados y solamente uno quedó a disposición de las autoridades ministeriales federales.

Días después, el titular de la PGR en Comondú, Rafael Verdugo, confirmó que Juan Antonio era elemento de la SEIDO y estaba comisionado en el Distrito Federal, pero el día que fue asegurado se encontraba de vacaciones en Puerto San Carlos.

El 3 de mayo de ese mismo año, Juan Antonio y el agente del Ministerio Público de la PGR, César Ahedo Sánchez, sufrieron un atentado cuando se encontraban haciendo una investigación relacionada con el crimen organizado, en el municipio de Los Reyes La Paz, en el estado de México.

Los sicarios -que se dieron a la fuga- no les dieron tiempo de repeler la agresión, por lo que Ahedo Sánchez perdió la vida en el lugar de los hechos, mientras que Juan Antonio resultó lesionado aunque no de gravedad.

La Fiscalía General del Estado (FGE) ni la PGR han emitido algún posicionamiento respecto al ataque ocurrido el pasado domingo en la carretera federal a Tehuacán, a la altura de la junta auxiliar de Santiago Alseseca, en Tecamachalco.

Hernández Higueras y un acompañante viajaban a bordo de un automóvil Golf, color arena, con placas MHS-20-25 del estado de México, cuando fueron interceptados por tres sujetos que les dispararon con armas largas.

Los homicidas bajaron al conductor del Golf y lo subieron al vehículo de una mujer a la que también le dispararon. En esa misma unidad se dieron a la fuga. Se desconoce si al varón se lo llevaron lesionado.

Cuando los cuerpos de auxilio arribaron, se percataron que el agente de la PGR ya no presentaba signos de vida.

El móvil de esta agresión aún se desconoce.

[relativa1]

[relativa2]