El vocero del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Cesar Yáñez, aseguró que su novia, Dulce María Silva Hernández, fue encarcelada para quitarle un terreno de 6 mil metros cuadrados que se encuentra frente al centro comercial Angelópolis, Puebla.

César Yáñez no precisó el nombre de las personas que pretenden despojar a su novia, pero aseguró que hay un interés político y económico.

Rechazó que haya intentado negociar la libertad de su novia y aseguró que la única llamada que les hizo a las autoridades poblanas, la realizó cuando su novia fue detenida.

Dulce María Silva Hernández fue acusada de realizar operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Un diario nacional publicó que César Yáñez llamó en cuatro ocasiones a las autoridades poblanas para intentar liberar a su novia.

El vocero de Morena envió un texto a Radio Fórmula en el que indica que su novia ha sido víctima de las autoridades poblanas, pues no le permiten enfrentar su proceso en libertad.

“Nunca negocié o he negociado la liberación de mi nova. La llamada que tengo con un funcionario de la procuraduría (de Puebla) es el día de la detención de Dulce. De ahí a la fecha han pasado más de siete meses y ella sigue presa. Por todas las chicanas posibles han impedido que ella siga su proceso fuera”.

“La acusan de un delito que cuando se cometió, según ellos, no existía. La acusan penalmente para tenerla en prisión, cuando en todo caso debió ser civil”.

“Creo que la relación que ella y yo teníamos la perjudica más de lo que la beneficia”.

“En el fondo lo único que les interesa es quitarle un terreno de 6 mil metros cuadrados que se encuentra ubicado enfrente del centro comercial Angelópolis”.

“Obvio, interés económico y político mezclado en este asunto”, dijo.

Crédito de la foto 24 Horas