Jesús Zambrano Grijalva, ex dirigente nacional del PRD, rechazó que el gobernador Rafael Moreno Valle haga “afiliaciones masivas” a su partido como lo denunció el senador Luis Miguel Barbosa Huerta, ya que no es militante del Sol Azteca.

En entrevista, previo a ingresar al “Foro Estatal Prospectiva de Izquierda Democrática”, al que le negaron la entrada a Socorro Quezada Tiempo, dirigente estatal del PRD, el también coordinador de los diputados federales de su partido avaló la promoción que hace el mandatario poblano en diferentes estados, incluida la capital del país, pues señaló la intensión del mandatario es dar a conocer los contenidos de la obra de su administración.

Zambrano Grijalva afirmó que es “mentira” que el gobernador poblano intervenga en su partido con la intención de afiliar a burócratas del gobierno estatal a este partido político.

“El gobernador no está haciendo ninguna afiliación al PRD porque no es militante. El PRD sí está en un proceso intenso de afiliación con miras a las elecciones internas de 2017”.

Manifestó que sería bueno que hubiera afiliaciones masivas a su partido, al tiempo de recordar que hay sindicatos que han manifestado sus intenciones de adherirse a las filas de este partido.

“Estos sindicatos indican que quienes quieran afiliarse libremente al PRD lo pueden hacer. Así sea una decisión de un sindicato la afiliación es personal”.

Avala Zambrano promoción de RMV

Reconoció que “hay procesos políticos” que están “demasiado adelantados”, pero tiene que ver con la sensación de que el sexenio de Peña Nieto ya terminó.

“Ya parece que terminó la administración de Peña Nieto aún cuando faltan dos años. Todo mundo se siente entendiblemente con la libertad de decir cuál es su aspiración en este momento”.

Manifestó que respeta las aspiraciones presidenciales de Moreno Valle y de otros actores pero en su momento decidirán con qué fuerzas políticas harán alianzas.

Le niegan la entrada a Quezada a foro

Aunque el foro fue conocido como de “izquierdas”, este sábado se le negó el paso a la dirigente estatal, Socorro Quezada Tiempo, bajo el argumento de que se trató de un acto exclusivo de la corriente Nueva Izquierda.

La dirigente y su equipo de trabajo se presentó en el hotel Best Western pero su paso fue detenido en la antesala de un salón de convenciones por un grupo de personas, vestidas con camiseta amarilla, algunos de los cuales participaron en la agresión contra perredistas en la ex hacienda de Chautla en enero de este año.

Cuando ingresó al hotel Jesús Zambrano, Quezada le pidió una explicación y acceso al acto. En un principio el ex dirigente nacional se mostró sorprendido y posteriormente justificó la negativa, debido a que se trataba de “un foro de NI, no abierto a todas las expresiones”.