Martes, 19 de Noviembre de 2019     |     Puebla.
Suscríbete




Universidades

Demandan a la UPAEP por fraude al vender un glucómetro portátil pirata

Universidades   /   
Staff  |
 Miércoles, Octubre 12, 2016

Elvan de México pagó a la UPAEP 1.9 millones de pesos por dos desarrollos tecnológicos que no funcionan, pero que presumió y utilizó sin permiso en una tesis doctoral

Una demanda por fraude y otra por daños a la propiedad industrial enfrenta la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) porincumplimiento y vicios ocultos en la entrega de un monitor de signos vitales, consistente en un glucómetro portátil y una impresora térmica, dispositivos por los cuales la institución cobró a finales  de 2013 la cantidad de 1 millón 914 mil pesos.

La empresa agraviada es Corporativo Elvan de México SA de CV, que en julio y septiembre de este año denunció a la UPAEP ante la Fiscalía General del estado (FGE) de Puebla y el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), por considerar que los dispositivos elaborados por esta casa de estudios no sólo no funcionan adecuadamente, sino que son una copia pirata de desarrollos ya existentes en el mercado.

La UPAEP rechazó las acusaciones, y a través de su director de Comunicación Carlos Martínez Sánchez dijo que la institución no tenía conocimiento de ninguna demanda. Apuntó que por lo mismo no fijarían ninguna posición sobre el particular.

Lilia Vásquez Juárez y Juan Carlos Sánchez Vásquez, gerente general y director de proyectos de Elvan de México, indicaron que la UPAEP incurrió en violaciones al convenio que ambas organizaciones suscribieron al difundir y presentar como propios, no obstante existir cláusulas de confidencialidad y secretos de propiedad industrial, los documentos, mapas y archivos que dieron origen al glucómetro portátil que contrataron.

Vásquez Juárez dijo en entrevista con e-consulta que lo más grave es que su investigación titulada “Miniaturización de sistema para análisis clínico de glucemia” fue usada como tesis doctoral para la titulación de Juan Gabriel Porras Cruz, con el aval de la doctora María del Rubí Salazar Amador, coordinadora del Posgrado de Mecatrónica de la UPAEP, y de su esposo Fidel Pacheco García, director del Centro de Servicios de Alta Tecnología de la misma institución.

Por tal razón adelantó que en los próximos días podría promover una demanda por plagio en contra de Juan Gabriel Porras, toda vez que su tesis doctoral “Desarrollo de un Monitor de Signos Vitales” y la investigación que Elvan de México pagó a la UPAEP son exactamente iguales, pedir la invalidación de su doctorado y de otros estudiantes del Posgrado de Mecatrónica que se titularon como doctores y maestros con el desarrollo que contrató a la institución encasi dos millones de pesos.

Glucómetro pirata e inservible

Juan Carlos Sánchez narró que en abril de 2014 la UPAEP le entregó para revisión el glucómetro invasivo y la impresora térmica, y que al verificar su funcionamiento del primer dispositivo observó serias deficiencias en el prototipo, contrarias a las establecidas en el Convenio de Vinculación Tecnológica, pues en su ensamblado se usaron componentes no originales, sino tomados de un proyecto de internet, que además no podrían reproducirse en serie ya que algunos de ellos eran de patente.

Con la impresora térmica sucedió lo mismo, por lo que exigió a la UPAEP el reembolso de los casi dos millones de pesos que le pagaron por un desarrollo con vicios ocultos en los prototipos, que no cumplían con los estándares de calidad convenidos y realizados con componentes electrónicos que no eran originales, ni podían adquirirse en el mercado.

El prototipo de glucómetro invasivo se integra por una tarjeta funcional para medición de glucosa, un cable de comunicación micro USB a USB, dos dispositivos de punción, una caja de 100 lancetas y 1 vial con tiras reactivas para medición de glucosa.

El módulo de impresora térmica se compone por una impresora térmica, un rollo de papel térmico, 1 fuente de alimentación, 1 juego de cables para comunicación y alimentación y 1 tarjeta de desarrollo arduino uno.

Viola UPAEP cláusulas de confidencialidad y propiedad intelectual

Lilia Vásquez dijo que al buscar información para preparar la demanda de fraude se encontraron con otras desagradables sorpresas, entre otras que el proyecto de investigación que habían pagado estaba publicado en internet, pese a las cláusulas de confidencialidad y derechos de autor y patentes que Elvan de México suscribió con la UPAEP.

Los Papers se publicaron como parte de la memoria del Séptimo Coloquio Interdisciplinario de Doctorado organizado por el área de Posgrados de la UPAEP en coordinación con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) en junio de 2014.

Los Papers fueron suscritos por Carlos de Jesús Carrasco Verdín y David de la Rosa Mejía como autores principales del diseño del sistema portátil para el análisis clínico de la glucemia y del desempeño del prototipo de glucómetro, y por otros maestros y doctores del Posgrado de Mecatrónica y del Centro de Servicios de Alta Tecnología de la UPAEP, entre ellos María del Rubí Salazar, quien firmó los compromisos de confidencialidad con Elvan de México.

La cláusula 6 del Convenio de Vinculación Tecnológica dice textualmente: “Las partes guardarán confidencialidad respecto de las actividades materia de este Convenio en los casos que se considere necesario. Sin embargo, si la UPAEP desea publicar alguna información deberá presentar la información y solicitar permiso a ELVAN para que determine qué documentos pueden ser de orden público”.

En el Anexo A del referido convenio se asienta, en el apartado 8 de Propiedad Intelectual, lo siguiente: “Las partes convienen mantener a resguardo la confidencialidad de toda la información a la que se tenga acceso y que sea utilizada directa o indirectamente en el desarrollo de este proyecto”.

“Las partes convienen en que no será posible realizar ninguna publicación de los resultados parciales o totales sin el mutuo consentimiento, lo cual deberá ser establecido por escrito y firmado por los Responsables Legales y por los Coordinadores Generales del Proyecto”.

De más está decir que lo anterior jamás ocurrió, subrayó la gerente general de la empresa Lilia Vásquez.

Plagio de tesis doctoral

La gerente general de Elvan de México dijo que también descubrieron que su investigación además de publicarse sin su permiso sirvió como tesis doctoral de Juan Gabriel Porras Cruz, lo cual constituye un burdo plagio que puede demostrarse hoja por hoja y en las imágenes que contiene en las cuales se incluyó el diseño y el logotipo de Elvan de México, que es una marca registrada ante el IMPI.

Dijo que la tesis fue asesorada por María del Rubí Salazar Amador, quien es la coordinadora del Posgrado de Mecatrónica de la UPAEP, y por el esposo de ésta, Fidel Pacheco García, quien funge como director del Centro de Servicios de Alta Tecnología de la misma institución.

Lilia Vásquez apuntó que tal situación ya fue denunciada ante la Oficina Regional Centro del IMPI, y que lo más probable es que en los próximos días promueva una nueva denuncia por plagio en contra de Juan Gabriel Porras, solicitando la cancelación de su doctorado en Ingeniería Mecatrónica, y de otros 17 alumnos del doctorado que recientemente obtuvieron sus grados de maestro y doctor con base en la investigación que Elvan de México pagó a la UPAEP en casi dos millones de pesos.

   


Visitas:


Encuesta