Continúa sin ser identificado el hondureño que fue asesinado el pasado sábado en el municipio de Tecamachalco, por lo que al no ser reclamado por sus familiares, el cadáver terminará en la fosa común.

A pesar de que un testigo lo identificó con el nombre de Héctor Orlando Hernández Herrera, de 21 años de edad, oficialmente quedó registrado como desconocido.

El día de los hechos, el joven iba caminando en compañía de un amigo y fueron alcanzados por una camioneta Nissan blanca, en la calle 16 Sur, entre 16 y 17 Oriente del barrio La Villita.

Desde la misma unidad, sujetos desconocidos le dispararon directamente a él y fue así como el hondureño recibió tres balazos que le costaron la vida.

Su acompañante logró escapar y pidió ayuda a las autoridades policiales, mismas que arribaron y acordonaron el lugar del crimen.

En un principio se informó que el Instituto Nacional de Migración fue notificado de lo ocurrido para el traslado del fallecido a su país de origen; sin embargo, fuentes extraoficiales, confirmaron que el cuerpo aún no ha sido reclamado por nadie.