Ciudad de México. Senadores del PRI advierten de la posible venta de permisos, favoritismos y entrega de tarjetas de circulación apócrifas en la expedición de concesiones para transporte público en el estado de Puebla.

Este jueves denuncian que a los ya “graves problemas” de movilidad y transporte que existen en la entidad poblana, como: tarifas altas, saturación de vehículos, inadecuado servicio y unidades en mal estado, ahora se suma la poca transparencia con que actúa la Secretaría de Infraestructura y Transportes del gobierno estatal respecto a los procedimientos y requisitos para otorgar las concesiones de transporte público.

En base a datos periodísticos, los legisladores del PRI en la Cámara alta destacan que tan sólo de febrero de 2014 a junio de 2016, se han otorgado más de 147 concesiones de nuevas rutas de transporte público, sobre todo, en municipios como San Martín Texmelucan, Zacatlán, Tehuacán, Tlatlauquitepec, Huauchinango, Nealtican y San Miguel Xoxtla.

[relativa1]

El 33 % de esas concesiones están en manos de empresas como: Autobuses Alas de Oro, Transportes Nealtican-Cholula-Puebla y Autotransportes Puebla-Xoxtla Mihuacán.

Además, en la entrega de concesiones también se favoreció a determinadas organizaciones y familias, como la familia Sierra de la Rosa que hasta antes de la entrada en operación de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA) tenía en su poder al menos 95 concesiones de rutas.

Pero también familiares de otros políticos poblanos han sido favorecidos con la entregas de concesiones para el manejo del transporte público, entre ellas los hermanos del ex-diputado local del PAN, Blas Jorge Garcilazo Alcántara, quien fue presidente de la Comisión del Transporte en el Congreso local, y que ostentan 10 avales para operar igual número de unidades de transporte que circulan entre los municipios de Ciudad Serdán a Tlalchichuca.

Además de que presuntamente el Centro Integral de Servicios -que fue presentado por el gobernador Rafael Moreno Valle como una de las innovaciones para integrar todos los servicios públicos-, está emitiendo tarjetas de circulación falsas, ya que los tarjetones no coinciden con los papeles que presentan los usuarios, advierten los senadores.

“Por si esto no fuera suficiente, existe la intención de privatizar las líneas de la Red Urbana de Transporte Articulado, debido a que el gobierno de la entidad entregará su operación a una empresa privada, bajo el argumento de mejorar el servicio, situación que en otros casos no ha sucedido”, añaden.

[relativa2]

Por todo ello, el Grupo Parlamentario del PRI en el Senado de la República presentó este jueves un punto de acuerdo para solicitar que este órgano legislativo exhorte al Gobierno del estado de Puebla para que, a través de la Secretaría de Infraestructura y Transportes, presente un informe detallado en relación a los procedimientos y procesos de expedición de concesiones de transporte en la entidad durante el período de febrero de 2014 a la fecha.

Y que también haga un llamado a las Secretarías de la Contraloría, así como a la de Infraestructura y Transportes del estado de Puebla para que instrumenten los operativos necesarios para identificar, sancionar y prevenir, diversas anomalías entre las que se encuentra la venta de concesiones y permisos para la prestación del servicio público de transporte en esta entidad.