La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) mantiene finanzas estables y garantiza el pago a pensionados y jubilados con un fondo que asciende a mil 400 millones de pesos.

Así lo explicó el rector de la máxima casa de estudios, Alfonso Esparza Ortiz, quien rechazó la posibilidad de incrementar las cuotas de pensiones para los trabajadores en activo.

Comentó que de forma adicional, se implementó un programa de retención que permite que 900 académicos y trabajadores administrativos en edad de jubilarse se mantengan en activo.

“Estamos hablando de 900 trabajadores, tanto académicos y administrativos, alrededor de 900 ingresaron al programa de retención en donde tienen beneficios como prioridad para algunos temas, desde que están en la posibilidad de jubilarse comienza a contar el término para el pago de su gratificación por jubilación que se hacen cada tres o cuatro años; tienen un tratamiento especial en la parte de estímulos y representa un mejor líquido en sus percepciones”, comentó.

En entrevista, el rector de la BUAP resaltó que la máxima casa de estudios está atendiendo la situación de los jubilados y pensiones, problema que se presenta a nivel mundial en diferentes instituciones, gobiernos y empresas.

“En todas las universidades, en todos los países, es una constante. Cada vez hay un mayor número de personas que se jubilan y la parte de los trabajadores activos, no alcanza a cubrir la parte contingentes de los jubilados. Es un tema que tiene que darse una solución a nivel mundial”, comentó.

Señaló que desde hace siete años, la máxima casa de estudios del estado comenzó a implementar programas para evitar que la situación de jubilados se convierta en un problema mayor.

Destacó que la universidad poblana toma en cuenta las recomendaciones que realizan firmas certificadoras internacionales que en este año otorgaron calificaciones positivas por el manejo adecuado de los recursos y la estabilidad financiera.