Jo Cox, diputada británica del partido laborista, fue asesinada a balazos y puñaladas en la localidad de Birstall.

La diputada laborista, de 41 años de edad, era partidaria de que Gran Bretaña permaneciera dentro de la Unión Europea.

Versiones preliminares indican que el atacante le gritó a la diputada Jo Cox: Britain first (El Reino Unido primero), un lema que le atribuyen a la ultraderecha británica.

Clarke Rothwell, un testigo del crimen y propietario de un café cercano, aseguró que escuchó un ruido similar al estallido de un globo, un estallido fuerte.

“Cuando miré, vi a un tipo de unos 50 años ahí, con una gorra blanca de beisbol y chaqueta, y una pistola, parecía una pistola antigua”.

“Disparó a la mujer una vez, luego otra vez, y se cayó y luego se inclinó para dispararle otra vez, en la zona de la cara”.

“Alguien trató de contenerle, forcejeando con él, y entonces sacó un cuchillo, un cuchillo de caza, y arremetió una media docena de veces contra ella con el cuchillo. La gente corría e huía de la zona”.

“A las 12:53 de hoy, la policía fue avisada de un incidente en la calle Market, de Birstall, donde una mujer de unos 40 años sufrió heridas graves y se encuentra en condición crítica”, dijo la policía.

El posible atacante es un hombre de 52 años que sufrió heridas, cuando los policías lo detuvieron.

También sufrió heridas, leves. Agentes armados acudieron al lugar y un hombre de 52 años fue detenido en la zona”, dijeron las autoridades inglesas.

La legisladora asumió su lugar en el Parlamento en mayo de 2015, la diputada de 41 años fue trasladada en un helicóptero-ambulancia a un hospital de Leeds, y ahí habría muerto.

Crédito de la foto http://www.jornada.unam.mx/