Los sacerdotes de la arquidiócesis de Puebla podrán bautizar a los menores que sean presentados por parejas conformadas por personas del mismo sexo pese a que dicha unión no esté avalada por la iglesia católica.

Así lo explicó el arzobispo de PueblaVíctor Sánchez Espinosa, quien resaltó que los sacerdotes poblanos no negarán el sacramento del bautismo a los menores y resaltó que los recién nacidos no son responsables de las decisiones de sus padres.

“Sí se bautizará; el niño no tiene ningún problema”, destacó el arzobispo quien resaltó que la iglesia mantiene su postura contra la posibilidad de los llamados matrimonios igualitarios.

Señaló que el Papa Francisco resalta que la familia está formada por el padre, la madre y los hijos; mientras que las uniones entre parejas entre personas del mismo sexo no pueden recibir el mismo grado, ni pueden ser reconocidos como matrimonios.

De acuerdo con el arzobispo poblano, pese a que se habla de una discriminación, la iglesia católica mantiene su respeto hacia las personas con preferencias homosexuales que deciden unirse.

“Le hemos llamado distintas uniones, existen de suyo, son distintas uniones, uniones homosexuales, como se le quieran llamar pero para la iglesia la familia es sagrada, la vida de la familia es sagrada y sólo se conforma por el padre, la madre y los hijos”, destacó.

Sánchez Espinosa resaltó las palabras del cardenal de Morelia, Alberto Suárez Inda, en torno a que la iniciativa delpresidente de MéxicoEnrique Peña Nieto, para permitir los llamados matrimonios igualitarios, son presiones internacionales: “decía el señor cardenal de Morelia que son presiones internacionales, externas”.