El fiscal de Guerrero, Xavier Olea, culpó a las redes sociales de exagerar lo que ocurre en Acapulco.

El funcionario no negó que hay episodios de violencia en la zona, pero afirmó que en las redes sociales se cuentan de forma distintita.

“Fue muy grave el ataque en redes sociales a los acapulqueños”, dijo.

Precisó que en las redes sociales publicaron fotografías de hace 4 años y que sí hubo una balacera, pero que sólo duró unos minutos.

Sí es cierto pero yo se lo achaco a las redes sociales, empezaron a salir fotografías de hace cuatro años, fue muy grave el ataque en las redes sociales a los acapulqueños, cierto es que hubo una balacera que duró varios minutos, cierto es que hubo un delincuente muerto, pero no pasó a mayores”.

Afirmó que no cambiarán la estrategia para combatir a la delincuencia, pero que les falta equipo de inteligencia y personal.

Cambio de estrategia no, lo que necesita la Fiscalía, es por lo que yo puedo hablar, es una inversión importante para adquirir equipo de inteligencia y más personal para poder llegar en tiempo a los lugares donde haya hechos delictivos”, dijo.

Indicó que el puerto de Acapulco está en calma, pero admitió que sí hubo una psicosis debido a los tiroteos del domingo.

Las redes sociales han magnificado todo lo que realmente pasó, esto fue una corretiza entre delincuentes que fueron a dar precisamente al hotel donde se hospeda la Gendarmería, la cual reaccionó”.

Se magnificó todo esto, sí fue una balacera pero no hay ningún herido en la sociedad civil”, dijo.

Crédito de la foto www.proceso.com.mx