La iniciativa del gobierno federal que ingresó a la Cámara de Diputados y que contempla la flexibilidad del calendario escolar 2016-2017 para que tenga una duración mínima de 185 días y un máximo de 200 efectivos de clase, fue avalada por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

El proyecto que ingresó a la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos de la Cámara de Disputados contempla modificaciones a los artículos 13, 51, 53 y 69 de la Ley General de Educación, faculta a las autoridades educativas locales para autorizar a las escuelas ajustes al calendario escolar.

El secretario general de la Sección 23 del SNTE,  Emilio Salgado Néstor, explicó que es positiva la flexibilidad del calendario escolar ya que cada región cuenta con necesidades específicas.

Para Salgado Néstor, los cambios en el calendario escolar se traducirán en beneficios para el sector educativo en Puebla y en el país.

Señaló que lo importante es que se cumpla con el programa académico de la SEP, por lo que el calendario se puede ajustar de acuerdo al ritmo de trabajo en cada escuela.

Resaltó que la reforma permite que los consejos escolares de participación social puedan opinar sobre los ajustes al calendario aplicable a cada escuela, es decir, se puede contextualizar.

“El magisterio no se opondrá a este tipo de cambios, cuando sean en beneficios de los estudiantes. Lo importante es el cumplimiento de los lineamientos que emita la autoridad educativa federal en torno al programa educativo. Nos parece positivo que se implemente esta flexibilidad”, destacó el dirigente sindical.

De acuerdo con el proyecto que será analizado por los diputados federales, el calendario flexible se aplicará para cada ciclo de la educación básica y normal, y para la formación de maestros en cada nivel educativo.