El diario español El País documentó que el gobierno federal mexicano utilizó todos los medios para intentar sacar de la cárcel al ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira.

La embajada de México en España asedió con llamadas telefónicas a las autoridades españolas y según el diario, incluso recibieron una llamada de la procuradora general de la República, Arely Gómez.

La columna Bajo Reserva que publica El Universal asegura que la ayuda que la embajada le dio a Humberto Moreira es la misma que se le da a todos los mexicanos que enfrentan problemas en el extranjero.

Según la columna, los diplomáticos nacionales no favorecieron al Humberto Moreira por órdenes del gobierno federal, sino que sólo aplicaron el librito.

En el gobierno federal, por cierto, sorprendió la ‘revelación’ de El País sobre el caso Humberto Moreira, aquella de que el ex gobernador de Coahuila recibió el apoyo de toda la ‘maquinaria’ diplomática durante su breve encierro en una prisión de España”.

Como ocurre en todos los casos de mexicanos que se encuentran en problemas en el exterior, el área de protección consular debe entrar en funcionamiento”.

Nos dicen que el equipo de la embajadora Roberta Lajous se limitó a dar cumplimiento a la Ley del Servicio Exterior Mexicano y la Convención de Viena: funcionarios consulares deben visitar a los connacionales en situación de arresto o prisión preventiva y coadyuvar en su defensa ante los tribunales para garantizar el debido proceso”.

“Por ejemplo, las representaciones de México en el exterior registraron y atendieron en 2015 más de 24 mil casos de mexicanos en reclusión en distintas partes del mundo”.

Crédito de la foto plumaslibres.com.mx