Los padres de Karla Romero Tezmol, de apenas 11 años de edad, quien desapareció el 13 de enero en el estado de Tlaxcala, presentaron este lunes una denuncia por trata de personas en la Fiscalía General del Estado (FGE), ante la sospecha de que su hija pueda ser víctima de explotación sexual en un hotel del Centro Histórico de la ciudad de Puebla.

Alrededor del mediodía, los progenitores de la menor y su abogada Miriam Pascual acudieron a la Agencia de Delitos Sexuales y Violencia Familiar de la FGE, ubicada en la 10 Oriente y 6 Norte, para presentar por escrito la denuncia.

“Se va a levantar el acta por la llamada que tuvimos… que posiblemente está aquí en los hoteles de la 14 (Poniente), en especial el Hotel Río, entonces por eso venimos a levantar el acta aquí”, señaló el padre de Karla, Iván Romero.

Los familiares indicaron que hace una semana fueron a la 14 Poniente y confirmaron la existencia del hotel donde se presume que Karla sería víctima de explotación sexual.

Dijeron que este dato lo mencionaron en la denuncia que hicieron este día, a fin de que sea investigado, ya que la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Tlaxcala los ignoró cuando le proporcionaron esa información.

“En el MP de Tlaxcala siempre nos dicen que son puros rumores o llamada de extorsión y nosotros quisimos checar antes y por eso vinimos y sí existe (el hotel)”, comentó Iván Romero.

Los padres de Karla aseguraron que confían en que la FGE le dé seguimiento al caso y logren encontrar a su hija, toda vez que en Tlaxcala sólo han recibido indiferencia y malos tratos de las autoridades ministeriales.

“Eso es lo que nos dijeron en la Procuraduría (ahora FGE), que en el momento que ellos les digamos esto (la denuncia de la desaparición), ellos actúan de inmediato, no como en la Procuraduría (de Tlaxcala), que todo se les informó y no actuaron de inmediato”.

Olga Tezmol, madre de Karla, afirmó que continuarán difundiendo la imagen de la niña para que las personas que la hayan visto la identifiquen y les brinden información, pues hace casi un mes que desapareció y la PGJ de Tlaxcala aún no tiene pistas sobre su paradero.

De acuerdo con los afectados, la víctima fue secuestrada por un grupo de sujetos el pasado 13 de enero, mientras iba a su escuela en San Pablo del Monte. 

Después recibieron llamadas telefónicas anónimas en las que les dijeron que su hija era explotada sexualmente y que podían buscarla en hoteles de la avenida 14 oriente de la ciudad de Puebla.

.