Pese a que Karla Romero Tezmol, de 11 años, se perdió en San Pablo del Monte, justo en la colindancia entre Puebla y Tlaxcala, conocida como “el Corredor de la Trata”, autoridades tlaxcaltecas se negaron a activar la alerta ámber y abrir una Averiguación Previa por la denuncia y sólo elaboraron un acta circunstanciada.

Estos hechos fueron denunciados a este medio por integrantes del Grupo de acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social, la Asociación de Abogados Democráticos y La Red Retoño (Redretoño), revelaron que funcionarios de la Procuraduría de Justicia prohibieron a la familia difundir la información pues “se obstaculizaría su trabajo”, hecho que calificaron como un atentado a las obligaciones y protocolos internacionales en la búsqueda de personas consideradas desaparecidas.

La red de organizaciones en lucha contra la delincuencia organizada que forma parte de la Red Internacional Libera -- grupo antimafia en Europa--- lamentó que aun cuando autoridades de Puebla y Tlaxcala han identificado el territorio limítrofe como el “foco rojo” en trata, feminicidio y desaparición de mujeres jóvenes, no emprendan alianzas jurídicas, acciones conjuntas de investigación estratégica y se limiten a referirse los casos administrativamente.

El deslinde de autoridades de ambos estados en los casos registrados justo en esa franja genera impunidad para el combate del fenómeno, pues aunque el hecho ocurra a metros del territorio vecino, existe una negativa feroz para que el otro se involucre en las averiguaciones. Vemos un gran interés por no abonar más víctimas a las estadísticas estatales a fin de simular que existe una disminución en el número de los delitos contra mujeres”, apuntó la litigante Miriam Pascual.

Pascual expuso que las tres Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) retomarán el caso, dando acompañamiento jurídico y psicosocial a la madre de Karla, quien se dedica a vender tortillas.

Relató que pese a que ella denunció los hechos que ocurrieron el pasado 13 de enero de 2016 en San Pablo del Monte, la procuraduría tlaxcalteca se limitó a realizar prácticamente un acta de hechos, que no obliga a la autoridad a investigar y emprender diligencias.

El oficio A.C. 22/2016/TLAX-2  pide que se canalice a la madre de la menor para que los datos denunciados fueran “subidos” a la base de datos con la que cuenta la dependencia.

Adelantó que las OSC buscarán que la autoridad judicial abra una Averiguación Previa que lleve a concentrar esfuerzos y localizar el paradero de Karla quien desapareció cuando se dirigía a la escuela, la última vez que fue vista portaba el uniforme de la primaria Cuauhtémoc en San Pablo del Monte, ubicada en el Barrio del Cristo.

Dijo que documentarán las graves violaciones a los Derechos Humanos, las acciones y omisiones de la Procuraduría que han puesto en riesgo la vida y la integridad de Karla y su familia, además de evidenciar que los funcionarios siguen ignorantes en cuanto al tratamiento de los casos por lo que urge su capacitación.

“Durante los quince días la familia de Karla han vivido un peregrinaje a las dependencias, registrándose también violencia institucional, han sido llamados a reuniones donde son amenazados para no difundir los hechos, los han desgastado. El acompañamiento es importante a fin de dar fuerza y dignidad  a las personas para que no claudiquen en la búsqueda de la pequeña”, dijo.

Precisó que también pedirán el apoyo a dependencias poblanas a las que llamarán a sumarse a las acciones de prevención y combate al fenómeno de desaparición y Trata de personas.