Horas después de haber sufrido un accidente en su domicilio, una niña de tres años fue reportada muerta por personal del complejo médico Gonzalo Río Arronte, ubicado en la ciudad de Atlixco.

La Fiscalía General del Estado se reservó el nombre de la menor, quien murió a consecuencia de asfixia por inmersión, de acuerdo con los resultados de la necropsia que quedaron asentados en la constancia de hechos 17/2016/ATL.

Sus familiares la trasladaron al nosocomio de referencia, el domingo por la tarde, poco después de que la hoy finada cayera por accidente en una poza de la región. Mencionaron que la sacaron del agua inconsciente.

Las autoridades presumen que falleció en el lugar de los hechos o en el trayecto al hospital, sin embargo, las diligencias se llevaron a cabo en el complejo en cuestión.