Una trusa con rastros de orina le permitió a la PGR descubrir quién había ayudado a escapar del penal de El Altiplano a Joaquín El Chapo Guzmán.

Durante las investigaciones, los agentes descubrieron la prenda en el predio en donde desembocaba el túnel, y esa pista fue clave para identificar a Édgar Coronel Aispuro, cuñado de El Chapo Guzmán.

De acuerdo con la nota que publica El Universal, los estudios periciales la Procuraduría General de la República identificaron el perfil genético en la trusa y determinaron que pertenecía a Édgar Coronel.

El cuñado de El Chapo está acusado de ser el encargado de la organización y supervisión de la construcción del túnel que le permitió al narcotraficante salir de la celda número 20 del penal de máxima seguridad de El Altiplano.

Actualmente, el hermano de Emma Coronel, enfrenta un proceso por evasión de reo; delitos contra la salud, posesión de clorhidrato de cocaína con fines de comercio y portación de arma de fuego de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

Durante sus investigaciones, la PGR encontró también cabellos, saliva, papel sanitario y colillas de cigarro, de donde obtuvo 13 perfiles genéticos.