Dos escuelas de educación básica en Puebla, un preescolar en Zacapoaxtla y una secundaria en San Gabriel Chilac, fueron elegidas por la Secretaría de Educación Pública (SEP) federal como buenos ejemplos de la Estrategia Global de Mejora Escolar.

La estrategia tiene el objetivo de "impulsar la mejora de cada escuela encaminada a lograr una mayor calidad y equidad de la enseñanza, con el compromiso de los profesores y de la comunidad educativa".

Como dos casos de buenas prácticas en esa orientación se tomaron al Jardín de Niños “María Montessori”, turno matutino, del municipio de Zacapoaxtla, y la Escuela Secundaria Técnica 41, de San Gabriel Chilac.

Abatir ausentismo

La SEP federal eligió al preescolar “María Montessori”, de Zacapoaxtla, debido a la ruta que tomó para abatir el ausentismo y la baja inscripción de alumnos en el primer año de la institución.

De acuerdo con el documento de la SEP, los docentes del jardín de niños detectaron una baja asistencia y poca inscripción en el primer grado del preescolar, pues en la comunidad se considera que los menores de tres años son muy pequeños para ir a la escuela.

Con el objetivo de "promover la asistencia constante de alumnos" se desarrollaron varias estrategias, entre las cuales destacan visibilizar los objetivos de cada clase, realizar actividades sorpresa -como teatros guiñoles, juegos al aire libre, escenificaciones- e involucrar a los padres de familia para que tomen fotografías de las actividades escolares de sus hijo, para luego montar una exposición.

También se estableció una campaña de difusión para que los padres de los escolares que asisten de manera regular inviten a otros padres a llevar a sus hijos a la escuela y dar a conocer a los niños y niñas los ejercicios que se harán un día antes.

También establecieron el "Día abierto a la comunidad" dos veces al mes para que se aprecien las actividades que se realizan dentro de la institución.

Fomentar la lectura

En el caso de la Secundaria Técnica 41, de Chilac, su estrategia de mejora se centró en mejorar el nivel de comprensión lectora y pensamiento lógico-matemático, debido a que en las pruebas que se aplicaron en el segundo bimestre del ciclo escolar se obtuvieron resultados bajos.

Una de las acciones que el colectivo de docentes aplicó fue la de  dedicar 30 minutos, de las 7:00 a las 7:30 horas, de martes a viernes, al fomento de la lecto-escritura y el pensamiento lógico.

Para mejorar la lectura el maestro dará la muestra, se hará una lectura coral o en grupo y luego por pares para señalar los errores. La lectura de ese día se vinculará con el resto de las actividades escolares que se realicen a lo largo del día.

En tanto que para el pensamiento lógico se trabajará en equipo la resolución de un problema dando lectura de forma detallada, luego identificando cuál es la problemática y obteniendo los datos clave para su resolución.

Asimismo los estudiantes realizarán campañas de fomento a la lectura, para lo cual recomendarán a sus compañeros textos y elaborarán materiales gráficos. Los padres de familia estarán invitados a participar los días que se hagan las lecturas.

De igual forma se invitará a elaborar materiales propios a los estudiantes y padres para que los mejores sean expuestos en el periódico mural de la institución.