Los 750 millones de pesos que gastó la Secretaría de Educación Pública en el programa Mi Compu.mx se fueron a la basura, pues el equipo de computación que compró es obsoleto.

De acuerdo con la nota que publica Reforma, las 240 mil laptops que entregó la Secretaría de Educación a finales de 2013 en Colima, Tabasco y Sonora dejaron de funcionar en noviembre.

Los equipos tenían una garantía de 2 años y en cuanto se venció dejaron de funcionar; otros equipos fueron robados, rematados o arrumbados por los propios estudiantes.

Estos equipos tenían una licencia de dos años que fue asignada por el proveedor. Estas computadoras están fenecidas ya, inhabilitadas, a partir de octubre pasado, por lo cual los equipos marcan un bloqueo que impide a los beneficiarios ingresar a los programas (educativos)”, le aseguró a Reforma Aurilidia Sánchez, coordinadora operativa del Programa de Inclusión y Alfabetización Digital (PIAD) en Tabasco

Indicó que anteriormente, cuando los equipos dejaban de funcionar, los alumnos podían solicitar otra clave, pero desde octubre ya no les responden las llamadas.

Tuve por varias semanas computadoras de Mi Compu.mx apiladas porque quienes me las traían me decían que requerían de una nueva clave para que funcionara la maquinita y ya no les contestan en el 01 800, por lo que tardé unos días, pero conseguí un programa para liberarlas”, dijo.

Las empresas que vendieron los equipos argumentaron que las computadoras incluían un sistema de bloqueo para evitar que se las robaran y que se lo instalaron por instrucciones de la SEP.

Crédito de la foto www.gob.mx