Un monto de entre 9.1 y hasta 12.1 millones de pesos propusieron las empresas que compiten por el contrato para realizar la reconstrucción de la Casa del Torno y mejorar la imagen urbana de los barrios del Artista y El Parián en el Centro Histórico de Puebla.

El gobierno del municipio capitalino que está a cargo de proyecto cuenta con un presupuesto de hasta 15 millones de pesos de origen federal para ejecutarlo.

La reconstrucción  de la Casa del Torno se realizará tres años después de que el inmueble fue parcialmente demolido por la administración estatal para construir una de las torres del Teleférico.

En el concurso de licitación número LO-821114998-N56-2015 que el gobierno del estado lleva a cabo, se apuntaron las firmas Construcciones Garmadio S.A. de C.V., KA Inmobiliaria S.A. de C.V., M&P Constructores S.A. de C.V., Rovic Construcciones S.A. de C.V. e Infraestructura Urbana Asociada Metropolitana S.A. de C.V.

Sin embargo, durante la presentación de sus propuestas económicas para ejecutar el proyecto, sólo tres firmas realizaron este planteamiento.

Infraestructura Urbana Asociada Metropolitana S.A. de C.V. realizó la propuesta más barata con un costo de 9 millones 183 mil 903 pesos.

Rovic Construcciones S.A. de C.V. planteó un costo de 11 millones 645 mil 793 pesos, mientras que la empresa Construcciones Garmadio S.A. de C.V presentó la propuesta más costosa, ya que esta asciende a 12 millones 145 mil 529 pesos.

Los trabajos deberán iniciar a principios de enero y concluir en un plazo de 120 días naturales, es decir, en mayo, aproximadamente.

La Casa del Torno, ubicada en el número 414 de la calle 8 Oriente en el Centro Histórico, data del Siglo XVII y se encuentra en la lista de Monumentos Históricos protegidos por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés).

En 2012, el gobierno del estado demolió parcialmente el inmueble pues pretendía ubicar en este una de las dos torres que tendría el Teleférico, cuyo trazo original recorrería este lugar hacia Los Fuertes de Loreto y Guadalupe.

Sin embargo, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) detuvo el proyecto y emprendió un litigió contra la administración estatal, mismo que posteriormente perdió efectos al modificarse el trayecto del funicular, el cual finalmente se construyó sólo en la zona de Los Fuertes.