Los opositores a la construcción del Corredor Chapultepec salieron a las calles y manifestaron su descontento con el proyecto.

Con altavoces y pancartas, los vecinos de las colonias Roma, Condesa y Juárez denunciaron que el proyecto está plagado de corrupción.

El proyecto será sometido mañana a una consulta ciudadana, la cual, según algunos miembros del consejo que renunciaron, está amañada.

Apenas hace una par de días, representantes vecinales y los organizadores del proyecto protagonizaron un agrio debate.

Los vecinos de la zona, representados el arquitecto Félix Sánchez y el ciudadano Antonio Gallardo, denunciaron que el Corredor Chapultepec no tiene nada de cultural y que se trata simplemente de un gran negocio, en el que se pretende instalar 700 locales en dos torres de 9 niveles, con estacionamientos privados.

“El modelo propuesto por Levy es un modelo desfavorable para la Ciudad de México”, acusaron los representantes vecinales,

En la defensa de proyecto, el arquitecto Ruy Vivanco, diseñador de la propuesta del ProCDMX, rechazó que se trate de un centro comercial.

Aseguró que más bien se trata de una nueva propuesta y experiencia para la ciudad que vinculará a dos colonias emblemáticas: la Roma y la Juárez.

“El comercio no es el único componente”, dijo

Sin embargo, el arquitecto Félix Sánchez le reviró que la obra es un adefesio, pues impide que la calle disponga de un uso mixto y acusó a ProCDMX de pretender privatizarla.

“Se aniquilan las probabilidades de un renacimiento real de la Zona Rosa”, dijo.

Simón Levy, titular de la agencia ProCDMX, dijo que llevaron a cabo un consejo plural donde eran bienvenidas las voces discordantes y que el objetivo fue encontrar nuevas metodologías.

Lo importante es la participación y la escucha de las críticas, pues aunque gané el sí en la consulta ciudadana va a haber modificaciones importantes al proyecto”.

Levy confirmó que 2 de los 18 integrantes del consejo renunciaron, pero Simón Levy, titular de la agencia ProCDMX, dijo que llevaron a cabo un consejo plural donde eran bienvenidas las voces discordantes y que el objetivo fue encontrar nuevas metodologías.

Lo importante es la participación y la escucha de las críticas, pues aunque gané el sí en la consulta ciudadana va a haber modificaciones importantes al proyecto”.

Levy confirmó que 2 de los 18 integrantes del consejo renunciaron, pero desmintió que se trate de instalar 700 locales y apuntó que sólo serían 200.

Crédito de la foto www.sinembargo.mx