Mal y de malas estuvieron los senadores perredistas Dolores Padierna y Zoé Robledo durante sus participaciones en el debate para prorrogar las fechas del apagón analógico.

Sin embargo, el pleito no fue por hacer respetar la ley que estaba vigente sobre la aplicación de la Televisión Digital Terrestre (TDT), sino por arrebatarse el turno de hablar.

Muy alterados, los senadores Padierna y Robledo discutieron y se enfrentaron en una discusión que retrasó la votación.

Padierna quería hacer uso de la palabra por segunda vez y Robledo, como presidente de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía, no la autorizó a hablar, pues argumentó que existía un acuerdo firmado con la senadora del PAN, Lía Limón.

La senadora Dolores Padierna insistió en que se le diera el turno para hablar por segunda ocasión para ofrecer comentarios, pero su compañero de bancada y presidente de la comisión le negó la oportunidad tajantemente.

Los dos senadores comenzaron a discutir y Dolores Padierna acusó a Zoe Robledo de que su negativa a dejarla hablar era una vergüenza.

Sin embargo, Zoe Robledo siguió en sus trece y no le permitió hacer uso de la palabra a la senadora Dolores Padierna.

El presidente de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía repetía: No se vale y Dolores Padierna: Es una vergüenza.

Para evitar que la situación llegara a mayores, pues la perredista Dolores Padierna insistía en tomar la palabra, el senador Zoé Robledo optó por dar por terminada la sesión.

Posteriormente, ambos senadores acudieron a la oficina del coordinador del grupo, Miguel Barbosa Huerta.

Todavía en el pasillo, Padierna le dijo a Zoé Robledo: “Eres una vergüenza”.

El presidente de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía, la miró y le respondió: No se vale.

Crédito de la foto www.almomento.mx