El Primer Tribunal Colegiado en Materia Laboral otorgó amparos a burócratas despedidos por el gobierno del estado, por medio de los cuales se obliga a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, y al Tribunal de Arbitraje que se reciban las demandas que presentaron por despido injustificado.

Fueron cinco los juicios que ya ganaron ante los tribunales federales, con los cuales se determinó como ilegal  el requisito que les han impuesto ambas instancias a los trabajadores para que ratifiquen de manera personal sus demandas, informó el abogado Abelardo Cuéllar.

Aunque estas sentencias sólo benefician de manera directa a cinco de los demandantes, crean un criterio que ahora será obligatorio para los tribunales laborales, agregó el representante de los despedidos.

Por este motivo, el próximo 23 de noviembre los despedidos del gobierno del estado acudirán a las oficinas de la Secretaría de Competitividad, Trabajo y Desarrollo Económico para denunciar las anomalías en las que han incurrido los titulares de la JLCA y el Tribunal, Rubén José Huerta Yedra y Joel Figueroa Tentori, respectivamente.

“Si no sancionan se demostraría que son instrucciones del gobernador las de bloquear de forma ilegal e inconstitucional los juicios de los trabajadores”, comentó el abogado.