Palmar de Bravo, Pue.- La mañana de este lunes elementos del Ejército Mexicano fueron atacados a disparos por cuatro supuestos“chupaductos” que viajaban en un vehículo Mustang, cuando realizaban un operativo en la carretera estatal Cuacnopalan-Jesús Nazareno; el saldo fue de un militar herido.

Este no es el primer ataque contra militares en la zona, ya que el pasado 29 de octubre un grupo de elementos fue atacado y desarmado cuando intentaban rescatar a trabajadores de Pemex retenidos por presuntos ladrones de combustible, sin que hubiera personas detenidas .

Fuentes policiacas informaron que ahora el lesionado es un sargento segundo de arma blindada, y que resultó herido al recibir tres balazos: uno en el tórax, otro en un brazo y uno más en una pierna.

Los paramédicos de Caminos y Puentes Federales (Capufe) acudieron para brindarle los primeros auxilios y después lo trasladaron a un hospital del municipio de Tehuacán.

De acuerdo con reportes oficiales, los hechos ocurrieron alrededor de las 6 de la mañana en el paraje Los Limones, sitio en el que la unidad en la que viajaban los 4 sujetos fue abandonada. Sus placas son TYH-23-38 de Puebla y cuenta con reporte de robo.

Habitantes dieron a conocer que los uniformados comenzaron una persecución para capturar a los agresores, por lo que 600 metros antes de llegar a la autopista Cuacnopalan-Oaxaca el Mustang se salió de la carretera y volcó por 30 metros en terrenos de labor.

En ese momento sus ocupantes salieron para darse a la fuga entre los terrenos.

Durante las siguientes horas integrantes del Ejército Mexicano y de la Procuraduría General de la República (PGR) realizaron las diligencias en la zona, por lo que pidieron que se retiraran los agentes de corporaciones municipales y estatales.

La zona se puso caliente en unos meses

En julio de este año un ducto de Petróleos Mexicanos (PEMEX) se incendió en ese sitio luego de una fuga ocasionada por robo de combustible.

Ese mismo mes hombres fuertemente armados rafaguearon y asesinaron a los tres ocupantes de una camioneta, en la comunidad de San Miguel Xaltepec, perteneciente a Palmar de Bravo.

La unidad presentó al menos 200 impactos de bala.